Inicio > Noticias > Sanciones que se pueden presentar al vulnerar el nuevo RGPD
Sanciones que se pueden presentar al vulnerar el nuevo RGPD

El incumplimiento a la normativa del nuevo RGPD, puede tener considerables repercusiones para las empresas. De hecho, la norma presenta dos categorías para administrar las faltas, y estas varían según su gravedad.

En tal sentido, las faltas menos importantes pueden significar multas de hasta 10 millones de euros o el 2% de la facturación total. En caso de incumplimientos más graves, se penalizan con multas de hasta 20 millones de euros y del 4% de la facturación anual de la compañía.

Por este motivo, es necesario mencionar que el nuevo Reglamento General de Protección de Datos está más completo que las normativas anteriores respecto a facultades para las autoridades de control. Entre estas, se encuentran las sanciones monetarias.

Sanciones que se pueden presentar al vulnerar el nuevo RGPD

Sanciones que se pueden presentar al vulnerar el nuevo RGPD

Labor de las agencias de protección de datos

Las empresas pueden servirse de las agencias de protección de datos tanto para informarse de cualquier actividad que quebrante el reglamento del nuevo RGPD, como ser advertidas por este ente ante la realización de alguna acción ilícita. En tal sentido, las agencias pueden:

  • Enviar los requerimientos para el debido cumplimiento del nuevo reglamento.
  • Advertir a las compañías ante acciones no permitidas.
  • Realizar apercibimientos.

E igualmente están capacitadas para ordenar el cese de alguna actividad donde haya tratamiento de datos personales. Las sanciones poseen márgenes previamente establecidos, que sirven para determinar la cuantía de cada una de ellas. Para esto, se consideran lineamientos de graduación, como:

  • El volumen de negocio.
  • El grado de intención.
  • La posibilidad de reincidencia en la infracción.

Además, también se valora cada perjuicio ocasionado a los usuarios implicados o los posibles daños a terceros.

El grado de incumplimiento del nuevo RGPD

Un ejemplo para un incumplimiento leve, es la no asignación de un delegado destinado a la protección de datos, siendo que esta es una obligación. Por otro lado, una falta grave, puede ser el tratamiento de los datos de un interesado sin poseer el debido consentimiento.

Finalmente, violar los derechos de usuarios interesados es igualmente considerada una falta grave y, ejemplo de ello, sería vulnerar los derechos de acceso y cancelación.

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
Descubre 6 formas de conseguir un ahorro fiscal este 2019
Te mostramos nuestro 2018
El uso de la vivienda tras el divorcio
Conoce cómo mejorar tu declaración de la renta antes de que termine el año co…
El aplazamiento del IVA como solución para hacer frente al pago.
Ya se puede pedir la devolución del IRPF de maternidad y paternidad.