Inicio > Noticias > ¿Las propinas de un empleado tributan a Hacienda?
¿Las propinas de un empleado tributan a Hacienda?

Según el artículo 17.1 de la Ley 35/2006 del RIF indica, según el entendimiento de la Dirección General de Tributos (DGT) que todo monto que un trabajador perciba a manera de propina, es considerada como un rendimiento del empleo. Por esta razón, estas últimas están sujetas al impuesto respectivo e igualmente a la sistematización de retención a cuenta. Es decir, las propinas sí se tributan a Hacienda.

Por tal motivo, la empresa tiene la responsabilidad de retener y proceder con el ingreso de una parte de estas propinas. Esto está claramente detallado en el artículo 17, en el primer apartado del reglamento del IRPF. Para los expertos, la inclusión de las propinas a manera de una retribución de extrasalario en la nómina del empleado indica lo siguiente:

  • Deben incluirse como un rendimiento variable para la declaración de IRPF.
  • Esto aumentará el rendimiento que se obtiene por el trabajador como salario.
  • En consecuencia, todo impuesto que se relacione a estos ingresos incrementaran igualmente.

Los impuestos de Sociedades comprendidos por Hacienda

Es necesario aclarar que en el sector empresarial, está estipulado que las propinas que entregan los consumidores están comprendidas como un ingreso contable el cual ha de ser integrado en la base imponible referente al impuesto sobre Sociedades. Esto se debe a la necesidad de evitar que las mismas cantidades sean distribuidas independientemente por los trabajadores.

¿Las propinas de un empleado tributan a Hacienda?

¿Las propinas de un empleado tributan a Hacienda?

Por otro lado, la entidad puede ser deducida como gasto siempre y cuando la remuneración sea derivada del contrato pactado por la empresa y el empleado. Los más conocedores, indican que mientras  que estas propinas sean consideradas como ingresos contables, el importe de estas tendrá que ser integrada en el impuesto mencionado durante el periodo correspondiente.

Igualmente es necesario constatar, que toda empresa puede recibir propinas a manera de un intermediario entre los clientes y los trabajadores y no como una retribución por un servicio o venta de un bien, así lo indica una consulta vinculante de la DGT. Además, es necesario tener presente que estos ingresos no son considerados fiscales.

De esta manera y para concluir, está claro que ante la incógnita de si las propinas deben ser tributadas a Hacienda, la respuesta es absolutamente positiva en relación a lo dictado en el RIF.

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
Descubre 6 formas de conseguir un ahorro fiscal este 2019
Te mostramos nuestro 2018
El uso de la vivienda tras el divorcio
Conoce cómo mejorar tu declaración de la renta antes de que termine el año co…
El aplazamiento del IVA como solución para hacer frente al pago.
Ya se puede pedir la devolución del IRPF de maternidad y paternidad.