Inicio > Noticias > Indicadores para saber en qué ciclo económico está tu empresa
Indicadores para saber en qué ciclo económico está tu empresa

Cuando queremos conocer en qué momento del ciclo económico se encuentra una empresa, y su evolución futura, la magnitud que nos da una mejor respuesta es el CAPEX.

¿Qué es el CAPEX? El CAPEX (Capital Expenditure), o gasto en capital, es la inversión en capital o inmovilizado fijo que realiza una compañía ya sea para adquirir, mantener o mejorar su activo no corriente.

El futuro y crecimiento de una compañía depende directamente de las inversiones realizadas, por lo tanto dicha magnitud, nos va a indicar si la empresa está invirtiendo para continuar su crecimiento, o si por el contrario está invirtiendo para mantener su situación actual.

Atendiendo por lo tanto, al objeto de la inversión podemos diferenciar dos alternativas:

  • CAPEX de mantenimiento: se puede definir como la inversión necesaria para cubrir el deterioro y el gasto en amortizaciones del inmovilizado. Dicho de otro modo, sería la inversión requerida para mantener el nivel de ventas actual.
  • CAPEX de crecimiento: es la inversión necesaria para la adquisición de nuevo inmovilizado, o la mejora del actual, lo que dará lugar a un incremento de las ventas en el futuro. 

Como inversores potenciales de una determinada empresa, nos interesa separar estos dos conceptos para determinar la capacidad real y actual de generación de beneficios que tiene la empresa. Nos fijaremos para ello en el CAPEX de mantenimiento en lugar del de crecimiento.

¿Cómo calculamos el CAPEX?: la información sobre el CAPEX podemos encontrarla directamente en el estado de flujos de efectivo. No obstante, cuando no tenemos acceso a dicha información, podemos calcular el CAPEX de una manera sencilla usando para ello el balance de situación y la cuenta de resultados. Para ello, usaremos la siguiente fórmula:

CAPEX = Inmovilizado Material Neto (año t) – Inmovilizado Material Neto (año t-1) + Amortizaciones (año t)

Si CAPEX > Amortizaciones, quiere decir que la empresa se encuentra en fase de expansión o de crecimiento.

¿Qué es el OPEX?: el OPEX (Operational Expenditure), por su parte, es el gasto directamente relacionado con las operaciones de la empresa. En él, podemos incluir tanto los gastos de aprovisionamiento como los gastos de personal, impuestos, alquileres, etc… En definitiva, todos los gastos necesarios para llevar a cabo la actividad o actividades de la empresa.

Al igual que el CAPEX, el OPEX varía en función del ciclo de la vida de la empresa. En este caso, el OPEX no será muy alto en las primeras fases, en la que el valor del CAPEX será mucho superior. Sin embargo, en una fase de crecimiento lento o nulo, los gastos de OPEX, serán mucho mayores a los del CAPEX. En esta etapa, la empresa no crece y no invierte, sino que se centra en el mantenimiento de sus activos.

Problemas de interpretación: Que una compañía tenga un CAPEX alto no siempre significa que se encuentre en la fase inicial o de crecimiento. Es necesario analizar otras variables. Por ejemplo, una compañía puede invertir en activos de manera repentina porque quiera renovarlos. Esta inversión puede ocasionar que el CAPEX sea muy elevado. Sin embargo, la empresa no se encuentra necesariamente en la fase inicial o de crecimiento. Es decir, el CAPEX no tendrá en cuenta periodos transitorios de capitalización o descapitalización.

Conclusión: estos dos indicadores pueden representar el ciclo de la vida en el que se encuentra la empresa. Las primeras fases de la empresa vendrán representadas por un mayor CAPEX que OPEX, y conforme avance la vida empresarial, estos indicadores pueden ir variando su representación. De cualquier forma, es aconsejable utilizarlos junto con otros indicadores, de manera que podamos obtener una imagen empresarial más ajustada a la realidad.

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
Descubre 6 formas de conseguir un ahorro fiscal este 2019
Te mostramos nuestro 2018
El uso de la vivienda tras el divorcio
Conoce cómo mejorar tu declaración de la renta antes de que termine el año co…
El aplazamiento del IVA como solución para hacer frente al pago.
Ya se puede pedir la devolución del IRPF de maternidad y paternidad.