Inicio > Noticias > Descubre 6 formas de conseguir un ahorro fiscal este 2019
Descubre 6 formas de conseguir un ahorro fiscal este 2019

Las obligaciones fiscales afectan a todos los ciudadanos, incluyendo a los extranjeros. Y aunque existe una obligación legal a la hora de pagar impuestos, el importe total que debemos pagar al cabo del año puede reducirse significativamente en función ciertas condiciones.

A lo largo de este artículo vamos a explicar seis formas en las que se puede disfrutar de un ahorro fiscal como persona física, es decir, una reducción de la cantidad a pagar en concepto de impuestos. Recuerda que, si tienes alguna duda, en Robher Asesores podemos ayudarte.

1.      Si tienes hijos, aprovecha las deducciones

Aunque las deducciones en la Declaración de la Renta varían en función de la Comunidad Autónoma en la que vivas, ciertos gastos derivados de tener hijos suelen implicar deducciones interesantes.

En este año 2019 cabe destacar la deducción por la matriculación de los menores en la guardería, que podría alcanzar los 1000€ y está concebida a nivel estatal, por lo que se puede añadir a las que ya puedas disfrutar como residente de tu CCAA. Igualmente, existe una deducción por maternidad que reduce la cuota diferencial del IRPF, y que se incrementa en el caso de partos con más de un hijo.

Las deducciones por los gastos derivados de los hijos varían también según el tipo de familia y la situación de los hijos. Las familias monoparentales, las familias numerosas o con hijos con discapacidad pueden disfrutar de estas deducciones.

2.      Abre un Plan Individual de Ahorro Sistemático

Los beneficios de abrir un PIAS o Plan Individual de Ahorro Sistemático son, como mínimo, dobles: por una parte ahorras parte de tu capital disponible para hacer frente a gastos futuros, como tu época de retiro y, por el otro, además tributas menos.

Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático funcionan como una especie de renta vitalicia. Por esa razón, cuando contratas un Plan de Ahorro Sistemático te comprometes a aportar a él durante un mínimo de cinco años.

Las deducciones se aplican hasta que el Plan Individual de Ahorro tiene 240.000€, y hasta un máximo de aportación anual de 8.000€. No obstante, cuando comiences a recuperar tus ahorros de ese PIAS, tributarás por ello como renta vitalicia.

3.      Otra buena opción: los Planes de pensiones

Como hablábamos hace unas semanas, si realizas una aportación a un plan de pensiones, es posible que puedas desgravarte un porcentaje. Las aportaciones a los planes de pensiones son más atractivas para aquellos contribuyentes con rentas más altas y que, consecuentemente, tributan a tipos más altos en el IRPF.

Además, la cantidad por la que puedes deducirte al aportar dinero a un plan de pensiones puede incrementarse en ciertos supuestos, como cuando tu cónyuge tiene ingresos pero no llega a una cantidad mínima, o si tienes a cargo un familiar o una persona con una discapacidad reconocida.

La fecha límite para hacer una aportación a un plan de pensiones y así conseguir cierto ahorro fiscal es el 31 de diciembre del año en cuyo ejercicio te quieras desgravar. Por esa razón, las aportaciones a los planes de pensiones suelen ser más frecuentes durante el mes de diciembre.

Antes de pasar a la siguiente opción, debes saber que, a pesar de que los Planes de pensiones son muy populares, tienen un inconveniente claro, y es que el dinero invertido en ellos no puede recuperarse con facilidad. De hecho, si retiras dinero de un plan de pensiones antes de lo debido, tributarás por ello en tu Declaración de la Renta como rendimientos del trabajo.

4.      Invierte en empresas de reciente creación

Aunque es una opción más arriesgada si no conocemos bien el sector en el que se mueven estas empresas, convertirse en un “business angel” también implica incentivos fiscales, además de los propios de contribuir desde el primer minuto a una empresa de éxito.

De hecho, la figura del padrino inversor o “business angel” aparece como alguien que aporta capital a una empresa que está empezando y, además, sus conocimientos, de tal manera que se convierte además en un asesor.

La ventaja de realizar este tipo de inversiones es clara, más allá del ahorro fiscal: conocer de primera mano la gestión empresarial y la evolución del negocio significa tener más información sobre a dónde va tu dinero y cómo se está gastando… o rentabilizando.

5.      Si tienes acciones, elige más acciones antes que dividendos

Quien invierte en bolsa puede hacerlo siguiendo filosofías de inversión muy distintas, con cantidades mayores o menores y por razones diversas. Y por ello, a la hora de recibir los beneficios por la rentabilidad de las acciones, se dan también varias opciones.

Si tienes la posibilidad de recibir más acciones en lugar de dividendos en metálico, evitarás recibir una doble imposición a través del Impuesto sobre la Renta, que ya no disfruta de ningún tipo de exención.

Los dividendos tributan al 19% si la cuantía es inferior a 6.000€, entre los 6.000€ y los 50.000 € se tributa a un 21% y por dividendos superiores a los 50.000€ se tributa al 23%.

6.      En bolsa, compensa tus pérdidas con tus ganancias

Si antes hablábamos de ventajas a la hora de elegir cómo obtener la rentabilidad de tus acciones, debemos hablar también de qué ocurre en el caso de que tengamos que afrontar pérdidas derivadas de nuestra actividad en bolsa.

En este caso, la normativa fiscal ofrece una posibilidad interesante para ciertos casos, que podrá extenderse por un periodo de 4 años: la compensación entre pérdidas y ganancias. En un año en el que en una cartera se obtienen tanto pérdidas de unas acciones como ganancias de otras, es posible tributar por la diferencia entre ambas.

Estas seis formas de ahorrar en fiscalidad no son las únicas. Existen muchas otras opciones que puedes disfrutar a la hora de conseguir este ahorro en impuestos, y sobre todas ellas te podemos asesorar. Si quieres saber más, puedes escribirnos un email a info@robherasesores.com.

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
Te mostramos nuestro 2018
El uso de la vivienda tras el divorcio
Conoce cómo mejorar tu declaración de la renta antes de que termine el año co…
El aplazamiento del IVA como solución para hacer frente al pago.
Ya se puede pedir la devolución del IRPF de maternidad y paternidad.