Inicio > Noticias > Uso de la Cuenta (118)
Uso de la Cuenta (118)

Uso de la Cuenta (118)

La cuenta 118 ya existía en el PGC de 1990 para recoger aquellas aportaciones que realizaban los socios para compensar las pérdidas contables de uno o sucesivos ejercicios, y equilibrar el Neto Patrimonial. Esta rúbrica, después de la Reforma Mercantil de 2007, tiene un espíritu bastante más amplio y según la propia definición literal que figura en el PGC,
estas aportaciones son “Elementos patrimoniales entregados por los socios o propietarios de la empresa cuando actúen como tales, en virtud de operaciones no descritas en otras cuentas. Es decir, siempre que no constituyan contraprestación por la entrega de bienes o prestación de servicios realizados por la empresa, ni tengan la naturaleza de pasivo. En particular, incluye las cantidades entregadas por los socios o propietarios para compensación de pérdidas.”

La Norma 18ª de registro y valoración del PGC  contempla y regula estas aportaciones como subvenciones no reintegrables y las trata del modo siguiente: “Las subvenciones, donaciones y legados no reintegrables otorgados por socios o propietarios no constituyen ingresos y se contabilizan directamente en los fondos propios independientemente del tipo que sean.

Las cantidades que consideramos aportadas, ya sea por ingreso monetario en cuenta, traspaso de saldos acreedores de las cuentas (551), de efectivo con socios, u otros análogos, resultan en un incremento del Neto Patrimonial, y no ingresos computables para el resultado del ejercicio. Y tampoco afectan a la base imponible para la liquidación del Impuesto de Sociedades, toda vez que en la LIS, no se contempla este particular.

Como en este artículo quiero referirme específicamente a la repercusión de las aportaciones que hacen los socios a través de los saldos acreedores de las cuentas de efectivo con socios y administradores, no quiero dejar de recordar, que éstos pueden ser personas físicas o jurídicas, y el tratamiento fiscal desde el punto de vista del inversor varía, lógicamente. Pero voy a centrarme en el caso de que la aportación, procede del destino que le damos a los saldos acreedores de las cuentas (551), que acumulan cantidades procedentes de los pagos que hacen los socios a proveedores, empleados, o cualquier otro acreedor. Sin entrar a valorar la política de tesorería de la empresa, (cuestión a valorar con nuestro cliente de asesoría),  lo cierto es, que estos saldos que se terminan convirtiendo en históricos y prácticamente no reintegrados nunca, tienen la misma naturaleza que las subvenciones no reintegrables, y así se deberían tratar puesto que las cuentas (551), son cuentas de efectivo según el PGC

Y ¿cómo llevar ese saldo acreedor de la cuenta (551), o los fondos efectivos, o incluso las deudas instrumentalizadas en contratos de préstamos o créditos de los socios a la mercantil, condonadas en favor del Neto Patrimonial?

Mediante un acuerdo adoptado por los socios y reflejado en la correspondiente acta, que no se elevará a público ni se registrará en el Registro Mercantil, al no tratarse de operaciones de capital.

Aunque sí se presentará el Modelo (600) de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, considerando que las aportaciones que efectúan los socios, y que no suponen un aumento del capital social,  son consideradas operaciones societarias sujetas al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos  Jurídicos Documentados, según el artículo 19.1 del Texto Refundido de la Ley que lo regula, pero están exentas según el artículo 45 del mismo texto legal.

Y ¿cómo vuelven las aportaciones a los socios llegado el caso? Normalmente en forma de restitución de los fondos a los mismos, sin que ello suponga un gasto deducible, lógicamente para la empresa, ni tenga efecto fiscal en el I.S.

Firma Artículo_Javier Arias

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
ROBHER ASESORES, EMPRESA QUE MÁS INVIERTE EN IGUALDAD EN CASTILLA Y LEÓN
8 CLAVES PARA GESTIONAR CON ÉXITO TUS PROYECTOS
El uso de viviendas turísticas, la obligatoriedad de informar
La importancia del nombre. Patentes y marcas.
¿QUÉ SON LAS OPERACIONES TRIANGULARES?
Relación contractual laboral asalariada u otra de llamar “falso autónomo”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies