Inicio > Noticias > Patent Box, la herramienta fiscal para empresas de I+D
Patent Box, la herramienta fiscal para empresas de I+D

Existe una herramienta fiscal para las empresas intensivas en I+D que se llama Patent Box.  Dicho régimen fiscal consiste en la reducción en la base imponible de la renta derivada tanto de la cesión de dichos intangibles como de su transmisión. Todo ello, vinculado a unos requisitos que hay que cumplir.

De entrada, la interpretación administrativa se ha decantado por entender que la aplicación de este régimen no está condicionado a la calificación contable de activo fijo intangible en el balance de la empresa (DGT CV 19-6-08). Si, en cumplimiento de la normativa contable, el coste de creación del intangible se hubiese registrado como gasto en la cuenta de resultados y, por tanto, no forma parte del activo fijo de la entidad cedente; no supone que el activo no tenga la condición de intangible susceptible de cesión de uso. Esto posibilita la aplicación de la reducción de cumplirse el resto de requisitos.

Podemos definir el activo intangible, acogido a esta herramienta fiscal, como el desarrollo de una patente, un modelo de utilidad, diseños industriales, planos, fórmulas, know how, prototipos, etc.

Una de las principales dificultades las encontramos a la hora de cómo define la norma tributaria el concepto de know how. A tal efecto, precisamos este concepto  según la jurisprudencia del Tribunal Supremo en, entre otras, STS de 30 de mayo de 2002; de 19 de diciembre de 2002 o de 25 de febrero de 2000, las cuales precisan que el know how se puede definir como “el complemento de lo que un industrial no puede saber por el sólo examen del producto y el mero conocimiento de la técnica”. Doctrinalmente, el “know-how” o “las “informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas” ha sido definido como una información de carácter industrial, comercial o científico, nacida de experiencias previas, que tienen aplicaciones prácticas en la explotación de una empresa y, de cuya comunicación puede derivarse un beneficio económico.

En virtud de los contratos de cesión o licencia de know how, una de las partes se obliga a comunicar a la otra sus conocimientos y experiencias específicos, no revelados al público, de manera que pueda utilizarlos por su cuenta, sin que el cedente o licenciante intervenga en el uso que el cesionario o licenciatario haga de la información suministrada, tal como refiere la DGT en su consulta de 27 de Mayo de 2013.

Por tanto, si eres una empresa que incurre en gastos de I+D y desarrollas productos o ideas que después tienen salida en el mercado, existen unas ayudas fiscales a las que nos podemos acoger cumpliendo unos requisitos que delimita muy bien la Ley, como es el patent box.

Desde Robher Asesores estaremos encantados de ayudarte si te encuentras en esta tesitura.

Firma Artículo_Jorge Barrocal

 

 

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
Relación contractual laboral asalariada u otra de llamar “falso autónomo”
Las nuevas obligaciones sobre contratos que exige el RGPD
¿Se puede viajar estando de baja?
¿Cómo solicitar aplazamiento de impuestos con la Agencia Tributaria?
Conoce el proyecto de Ley de Secretos Empresariales
SE REDUCEN LAS SANCIONES EN LOS PROCEDIMIENTOS SANCIONADORES DE LAS ADMINISTRACI…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies