Inicio > Noticias > Consejos para deducir los gastos en la Declaración de la Renta 2017 de los autónomos
Consejos para deducir los gastos en la Declaración de la Renta 2017 de los autónomos

Estamos en los últimos días antes de que dé inicio la nueva campaña de declaración de la renta. Al respecto, contamos con diversas alternativas para consultar los datos fiscales de su actividad durante el último año. Por ejemplo, puede visitar la página de la Agencia Tributaria o descargar la app móvil. Pues bien, ya en tema de la declaración de la renta, los autónomos pueden encontrar esta tarea un poco más difícil que los asalariados. Teniendo en cuenta que este curso viene con novedades.

Consejos para deducir los gastos en la Declaración de la Renta 2017 de los autónomos

Consejos para deducir los gastos en la Declaración de la Renta 2017 de los autónomos

¿Qué gastos pueden deducirse de la declaración de la renta?

Los principales gastos que todo autónomo puede deducirse en su declaración de la renta forman una lista de 10 ítems. Estos se componen de esta manera:

  • Gastos por explotación.
  • Sueldos y gastos.
  • Cotizaciones en Seguridad Social.
  • Vivienda.
  • Gastos financieros.
  • Amortizaciones.
  • Servicios externos.
  • Teléfono.
  • IVA.
  • Formación.

En este sentido, entendemos que por los gastos de explotación se encuentra cada material adquirido en pro del desarrollo de dicha explotación, el mantenimiento de esta y la producción. Al respecto de los sueldos y gastos, hablamos de los salarios de los trabajadores, viajes, dietas o retribuciones en especie. Es importante saber que es necesaria la factura para poder justificar dichos gastos.

Continuando por las cotizaciones de la Seguridad Social, estas se reflejan tanto en empleados como en trabajadores independientes y no es necesario disponer de una factura para su justificación. Por otro lado, la vivienda implica que trabajar desde casa da derecho a la deducción de ciertos gastos, siempre y cuando se comunique a Hacienda que porcentaje del hogar tiene como finalidad las actividades profesionales.

En este orden, los gastos financieros entienden deducciones por créditos, préstamos y recargos por aplazamientos de pago de deudas. Así, las amortizaciones en una tabla simplificada permiten calcular la deducibilidad fiscal. Igualmente los servicios externos como abogacía, notaria, seguros de publicidad entre otros son deducibles en la declaración de la renta.

Continuando con el uso de un teléfono cuyo uso sea exclusivo para las actividades profesionales, es posible desgravar este gasto. Si bien el IVA no puede deducirse de la declaración trimestral, si puede ser deducido en el IRPF en la totalidad de su factura.

Para concluir, la formación es deducible y comprende libros relacionados a la actividad, suscripciones, cursos o asistencias a congresos de formación.

  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
  • redes-sociales
¿Quién está obligado a recibir las notificaciones electrónicas?
El Tribunal Supremo ha anulado tarifas de la Sociedad General de Autores y Edito…
Algunos aspectos olvidados de la Ley de Arrendamientos Urbanos
¿Quién es el responsable de mejorar la formación en una empresa?
¿Qué indemnización solicitar si pierden mi equipaje?
¿Cómo presentar la declaración de la Renta de un fallecido?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies